Consumir alimentos ricos en serotonina nos hace sentirnos más felices. Los alimentos y el estado de ánimo guardan una estrecha relación. La manera en que nos alimentamos influyen en cada una de nuestras emociones, tanto de manera positiva como negativa.

Si no consumes alimentos ricos en serotonina estarás más triste.

Los efectos de los diferentes nutrientes se han estudiado en profundidad, pero, hasta el momento, no está claro cuál es su impacto en los estados de ánimo. Pero sí hay resultados que se manifiestan de manera indudable como, por ejemplo, que cuando consumimos suficiente cantidad de alimentos como fruta o pescado, ricos en serotonina, nos ayuda a controlar los síntomas de depresión, que consumir un exceso de alimentos procesados, azúcar, pan y pasta puede disminuir nuestro estado de ánimo, o tomar chocolate puede aliviar momentáneamente los sentimientos de tristeza.

Tu felicidad depende de la salud de tu intestino

Si en el intestino se absorbe el 75% de nuestro abastecimiento de serotonina, la hormona de la felicidad, el cerebro y el intestino tienen que estar conectados. De hecho, hay autores que denominan al intestino como “el segundo cerebro”. Si las bacterias útiles que forman la flora intestinal, no están reguladas correctamente, podemos experimentar cansancio, ansiedad, depresión o tristeza.

De hecho, se especula, que enfermedades, que hasta ahora se consideraban exclusivamente psiquiátricas, como la depresión o la ansiedad, tienen un vínculo con el intestino, y quizá en un futuro próximo aparezcan otras alternativas de tratamiento, incluso, a través de la alimentación.

Conectando emociones con los sabores de los alimentos

Un reciente estudio publicado en Food & Life, concluye que los sabores de los alimentos afectan a nuestro estado de ánimo y emociones. De manera que, los sabores picantes disminuyen el enfado, los salados alivian el estrés y la ansiedad, los amargos disminuyen la tristeza, los sabores dulces reducen el miedo, y los agrios facilitan la adopción del cuerpo a los cambios.

Alimentos ricos en serotonina: antidepresivos

  • El kiwi y los cítricos son ricos en vitamina C lo que ayuda a combatir el cansancio y la sensación de tristeza.
  • El pescado y el marisco estimulan la actividad física y mental.
  • El calcio de la leche ayuda a regular el estado anímico.
  • El magnesio de los higos, la avena, el germen de trigo y los cereales, ayuda a combatir la depresión.
  • El chocolate, provoca en el cerebro la liberación de anandamida, que bloquea temporalmente las sensaciones de dolor y depresión.

Alimentos que nos entristecen (poca serotonina)

Los alimentos procesados, principalmente, la bollería industrial, que contiene grandes cantidades de azúcar refinado puede impactar negativamente sobre el estado de ánimo. Lo que al principio te agrada y alegra, en cantidades altas, produce el efecto inverso.

Alimentos que regulan el apetito

La amigdalina, fuente natural de vitamina B17, y que está presente en semillas como la uva, sandía, ciruelas, nectarinas, o melocotones, y algunos frutos secos como la almendra, regula el apetito.

Alimentos ricos en serotonina y que aumenta la libido

  • Las especies como el clavo, el jengibre, la cayena, la vainilla y el romero, tienen efecto euforizante lo que ayuda a expresar las emociones, y son afrodisíacos.
  • El cacao, fuente de feniletilamina, que ayuda a liberar dopamina y triptófano, que ayudan a la producción de serotonina, estimulante del estado de ánimo.
  • Además, las ostras, los espárragos, el apio o la cebolla contienen sustancias que son afrodisiacos naturales.

¡Cuidado con la cantidad!

Está demostrado que el chocolate en cantidades elevadas puede causar el efecto contrario, tensión y agresión. Como le puede suceder al alcohol o a la cafeína, por ejemplo.

Alimentos para combatir ansiedad

Las nueces, las semillas de linaza, y los pescados azules, que son ricos en ácidos grasos omega 3 EPA y DHA (formas activas de omega 3), ayudan a reducir la ansiedad.

Las avellanas alejan la irritabilidad, y los pistachos refuerzan el del miedo.

Alimentos buenos para la memoria

  • Los plátanos maduros son alimentos ricos en serotonina. En realidad, contienen una alta concentración de un aminoácido llamado tirosina, que ayuda a generar un neurotransmisor llamado dopamina, que favorece el estado anímico, la coordinación y la memoria. Los plátanos, además, también son ricos en vitaminas del grupo B y magnesio, esenciales para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso.
  • Los dátiles, los huevos, las almendras, las carnes y las moras azules también contienen importantes cantidades de tirosina.

¿Tiene sueño?

Algunos estudios muestran que los hidratos de carbono (pan, pastas, galletas, etc.) nos hacen sentirnos relajados y soñolientos, mientras que otras investigaciones no encuentran certeza en que los hidratos de carbono afecten al estado de ánimo.  En este caso, es probable, que cada persona reaccione de manera diferente ante estos nutrientes, como ocurre en el caso de la cafeína, donde existe variabilidad a su sensibilidad. Todos conocemos a quien puede tomar varias tazas de café sin ningún efecto, mientras que otras sienten los efectos estimulantes de la cafeína con tras tomar sólo una taza.

Sí a los jugos verdes

Los jugos verdes son tendencia por ser una pócima de salud, y ayudan a desintoxicar el cuerpo. Repletos de ingredientes a base de verduras crudas, frescas y naturales, pueden llegar a aportar casi el 40% de nuestras necesidades diarias de potasio, vitamina A, y fibra dietética. Además, contribuyen a la hidratación del organismo gracias a la cantidad de líquido que contienen.

El almacenamiento de grasa en distintas partes de nuestro cuerpo y la hinchazón son signos de acumulación de tóxicos. Incluir a nuestra dieta jugos verdes detoxificantes nos ayudará a eliminar la grasa acumulada y a eliminar los líquidos retenidos, lo que se traduce en mayor sensación de bienestar, mejora del estado de ánimo y sentimos más energía.

Otras recomendaciones para mantener tu salud son:

  • Beber abundante agua entre las comidas y no durante la comida.
  • Tomar alimentos fermentados.
  • Consumir al menos cinco porciones de frutas y verduras frescas al día
  • Tomar alimentos ricos en fibra
  • Masticar bien la comida.
  • Descansar correctamente.
  • Practicar ejercicio físico.
  • Combatir el estrés.
  • Eliminar los alimentos procesados de la dieta.

Recuerda que, ya sea que necesites un calmante o un estimulante, tu estado de ánimo está vinculado con el tipo de alimentos que ingieres.  ¡Busca alimentos ricos en serotonina!