La ansiedad es un trastorno de nuestro tiempo. Las alteraciones relacionadas con la ansiedad son cada vez más comunes, y afectan a personas de todas las edades, desde los más jóvenes a los mayores.

Por eso hemos traído estos tips de hierbas medicinales que actúan eficazmente para las enfermedades de estos tiempos.

Qué es la ansiedad

La ansiedad una patología de origen multifactorial, que se ha relacionado con el estrés, las emociones, así como con ciertos alimentos o enfermedades.

No siempre es fácil de diagnósticar, constituye un problema de salud pública importante, y que lleva muchos a los pacientes a recurrir a las urgencias hospitalarias.

A nivel orgánico el estrés disminuye nuestras reservas de calcio, magnesio, potasio y fósforo, por lo que una alimentación adecuada es esencial para suplir este déficit nutricional.

Un problema de salud femenino

Aunque no está científicamente demostrado, la razón por cual se manifiesta más en mujeres que en hombres, la realidad es que este trastorno de ansiedad lo padecen el doble de mujeres que de hombres.

Tipos de ansiedad

La ansiedad puede manifestarse en forma aguda o crónica.

  1. Ansiedad aguda

Se manifiesta comunmente con ataques de pánico inesperados, en los que las personas se sienten muy agobiadas, con sensación de falta de aire, claustrofobia, incluso vértigo, sofocos o temblores.

Esta sintomatología, característica de un ataque de pánico, se produce porque el organismo se pone alerta tratando de huir ante una situación de peligro que le asusta.

Aumenta el estrés, se libera adrenalina en exceso, y aumenta la tensión muscular, la frecuencia cardíaca y respiratoria. El paciente se siente muy mal, no puede pensar con claridad, y se encuentra agobiado mientras sufre este “ataque de ansiedad”.

  1. Ansiedad crónica

Es una forma más leve y generalizada de este trasntorno. Las personas que la padecen se sienten ansiosas permanentemente, y en algunos casos cursa con inquietud, preocupación, dolor de cabeza y fatiga.

Alimentación y hierbas medicinales contra la ansiedad

Seguir una dieta sana y equilibrada, enriquecida con suplementos basados en hierbas medicinales, ayuda a reducir los episodios de ansiedad, así también la frecuencia e intensidad de los ataques de pánico.

Algunos consejos nutricionales para combatir la ansiedad son:

  • Hacer cinco comidas al día. Es preferible comer tres veces al día ligero y las otras dos comidas más pesadas.
  • Evita sustancias estimulantes como la cafeína contenida en refrescos, té y café.
  • Bájale al consumo de proteína animal, y sustitúyela, de vez en cuando, por proteínas de origen vegetal.
  • Evita los azúcares y harinas refinadas.
  • No consumas bebidas carbonatadas ni alcohólicas.
  • Consume alimentos ricos en calcio, magnesio, potasio y fósforo.
  • Opta por frutas como el albaricoque o el plátano.
  • Consume vegetales de hoja verde, legumbres, pescado azul y cereales integrales.
  • Bebe mucha agua y mantente hidratada.

Suplementos nutricionales

Algunos suplementos que ayudan a prevenir y a evitar la ansiedad son:

  • Vitaminas del grupo B, contribuyen a reducir la ansiedad y tienen efectos calmantes.
  • Vitamina C, favorecen el buen funcionamiento del sistema nervioso.
  • Zinc, tiene efectos calmantes del sistema nervioso central.
  • Calcio, es vital para el manejo del estrés porque es un tranquilizante naturañ.
  • Magnesio, ayuda a reducir el nerviosismo y la ansiedad.
  • Hierro, frena los ataques de pánico.
  • Melatonina, combate el insomnio.
  • Potasio, L-tirosina, y la DL-fenilalanina son antidepresivos y ansiolíticos.

 

Hierbas medicinales contra la ansiedad, y una piel más joven.

Controlar el estrés nos ayuda a lucir más jóvenes y bellas.

El estrés hace al organismo más sensible al daño de los radicales libres, estos son los principales causantes del envejecimiento cutáneo.

Algunas hierbas medicinales que neutralizan los efectos de los radicales libres son: el Ginkgo biloba, la flor de tilo, la pasiflora, la manzanilla, la corteza de mundillo, el lúpulo y el arándano negro.

Cánsate, descansa y desconéctate

  • Cánsate haciendo ejercicio.

El deporte libera endorfinas, conocidas como hormonas de la felicidad.

Sentirse y verse bien son fundamentales para tu salud. Y aunque, lo ideal sería ejercitarte bajo la supervisión de un entrenador, puedes practicar ejercicios a base de una rutina sencilla en casa.

  • Descansa y recupérate durmiendo al menos ocho horas al día.

¡Descansa! Trata de dormir de ocho a nueve horas.

El sueño ejerce una acción reparadora fundamental sobre nuestro cuerpo. ¡Una mente descansada es una mente preparada para tratar mejor el estrés!

  • Relájate.

Para combatir la ansiedad debes practicar técnicas de relajación y meditación como el yoga o el reiki.

Aprender a vivir de un modo relajado influirá en nuestro estado de ánimo, en nuestra salud e incluso en nuestra imagen personal