Los leggins llegaron para quedarse, pero como todas las prendas que tienes en tu armario, ellos también tienen su código para ser usados.

Todo lo que tienes que hacer para lucirlos al 100%

  • Ten mucho cuidado con los colores que vas a utilizar: si eres ancha de la cintura para abajo, inclínate por los colores oscuros; si más bien eres ancha de arriba, inclínate por los tonos fuertes. Mucho cuidado a la hora de elegir los estampados o texturas en los
  • Si eres una chica de piernas delgadas y quieres incluir los leggings en tus outfits, tendrías la suerte de llevar este tipo de prendas con piezas superpuestas un poco más cortas. En cuanto a estampados lo ideal es buscarlo de un tamaño que sea proporcional a tu cuerpo, recuerda que los colores claros dan volumen visualmente.
  • Una recomendación súper importante a tomar en cuenta es que si eres una mujer de caderas prominentes o muy grandes y quieres usar esta prenda, lo ideal es no utilizarlos como pantalones o con prendas superiores que dejen al descubierto tu parte trasera. Evita por completo mostrar tus zonas más grandes y prominentes. La idea con los leggings es crear equilibrio, mucho cuidado con los estampados demasiado grandes y estridentes. Escógelos  mejor con estampados pequeños o de un solo color.
  • Si tienes celulitis, a la hora de elegir tus leggings, es recomendable que busques las que están fabricadas con un material grueso y de buena calidad, que contenga tu piel sin que te cause molestia, pero que la disimule.
  • Trata de que las prendas superiores como tops o blusas te lleguen hasta la mitad de tu muslo o por encima de éstos, dependiendo de tu contextura.
  • Una manera fácil y cómoda de utilizarlos, es para hacer ejercicios, bien puedes optar por uno de estos para ir a trotar, el gimnasio etc. Sólo toma en cuenta que sean de buena calidad, de un material resistente y que no se transparente. Eso sí, asegúrate que tienes la ropa interior correcta, preferiblemente del mismo color.